Belleza y Salud Novedades Universo GA.MA

Cómo cuidar tu piel en verano

tapa_nota_blog_piel

La vitamina D que otorga el sol es importante para mantener sanos los huesos, los dientes y el fortalecimiento de los músculos. Pero, a veces, los rayos ultravioletas pueden ser muy perjudiciales.

Los rayos UV se encuentran cada vez más fuertes y son cada vez más peligrosos. Es así como hay que tener mucho cuidado al exponer nuestra piel al sol.

¿Cómo hacemos esto? ¡Muy fácil!

piel_y_sol

Piel y sol

Estamos en constante exposición al sol y a los rayos UV. Ya sea tomando sol, en la playa, en la pileta, al aire libre o simplemente caminando por la calle en nuestro día a día, nuestra piel se expone a los rayos UV. Es por ello que es muy importante que antes de salir a tu día, coloques protector solar con factores altos en tu piel, rostro y cuerpo y, ¿por qué no?, un gorro o sombrero.

Proteger la piel del sol es algo totalmente imprescindible si quieres prevenir la aparición de problemas como manchas solares, quemaduras o melanomas.

¡Atención! Los rayos UV son más potentes entre 10 A.M. y 4 P.M. En esos horarios, se recomienda usar protectores con factor 50 o más.

depilacion

Depilación

En verano solemos querer tener la piel suave y sin vello. Por eso, recurrimos a la depilación. 

Después de la depilación, los poros de la piel se encuentran abiertos. Los rayos UV pueden penetrar más fuerte y es así como existe mayor riesgo que nuestra piel se manche. Por lo tanto, recomendamos exponerse lo menos posible al sol 5 días antes y 5 días después de la depilación.

exfoliacion

Exfoliación

Antes de hidratar la piel o colocar cremas, es ideal exfoliar la piel para eliminar las células muertas. Esto te hará conseguir que los productos hidratantes penetren mejor en la piel y tu bronceado se vea mucho más nutrido y bonito.

hidratacion

Hidratación y cuidado

La hidratación diaria con cremas en verano es muy importante para mantener la elasticidad y firmeza de la piel. A su vez, ¡es esencial para mantener el color bronceado!

En el rostro, es esencial aplicar de vez en cuando, una mascarilla. 

El mejor momento para aplicar cremas hidratantes es después del baño, cuando la piel está limpia y deshidratada. Sin embargo, las cremas no son el único recurso para hidratar la piel. Tomar mucha agua, comer sano, dormir lo suficiente y desmaquillarse antes de irse a dormir, hace que la piel se hidrate y luzca más sana, brillante y sin granitos.